Carlos Espinoza Vidal

  • Carlos Espinoza Vidal

Carlos Espinoza Vidal es abogado postulante y además, integrante de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Santiago de Chile. Cuenta con 18 años de experiencia como litigante penal, y tres años como Integrante de la Corte de Apelaciones.

Carlos es originario de la ciudad de San Antonio, Chile, y actualmente reside en Santiago, Chile. Realizó sus estudios de licenciatura en la Universidad Central de Chile, y obtuvo la calidad de Abogado, previo juramento, otorgado ante la Corte Suprema de Chile. Cuenta con varios Diplomados, en materias de derecho penal sustantivo y procesal penal, derecho penal económico. Se ha especializado en el tema de delitos sexuales, haciendo cursos en el Ministerio Público Chileno. Obtuvo su maestría por la Universidad Central de Chile, con nota máxima y con una investigación sobre el debido proceso. Sus áreas de especialización incluyen: derecho penal, delitos sexuales, proceso penal, y litigación oral.  Entre sus logros más importantes destacan el haber sido el primer defensor penal público del área sur de Santiago en obtener una absolución, así como de crear dentro de la Defensoría, la Unidad de Corte, para alegatos dentro del sistema adversarial ante la Corte de Apelaciones.

Ha trabajado con OASIS durante los últimos 3 años. También, ha impartido varios cursos y talleres, y ha sido invitado por el Poder Judicial , la Procuraduría General de Justicia y la Defensoría en México. Al mismo tiempo ha sido capacitador en la Defensoría Penal Pública en Chile, sobre temas de litigación, y de recursos.

En su tiempo libre, Carlos gusta de la lectura, el hockey en patines y el fútbol.

Uno de sus eventos más memorables el año pasado fue el haber dictado más de 85 sentencias dentro de la Corte de Apelaciones, superando su propio record del año anterior.

Cuando se le preguntó sobre la importancia los talleres de juicios orales y OASIS, Carlos respondió:

“Creo que son de vital importancia para quienes reciben esta capacitación; por dos motivos, porque les permite actualizarse en sus conocimientos y activar la capacidad de trabajo en equipo, que siempre es necesaria. Además, la metodología ocupada pone en el centro a los alumnos en el “saber hacer,” lo que trae un aprendizaje más profundo y fructífero. Siento orgulloso de ser convocado por OASIS para la consecución de este fin.”